El Gobierno lanzó un programa para compensar la reducción de subsidios al gasEconomía 

El Gobierno lanzó un programa para compensar la reducción de subsidios al gas

El Gobierno abrió una ronda de consultas para la construcción de un gasoducto que conecte Vaca Muerta con Bahía Blanca, como adelantó Clarín. Pero la convocatoria viene con otra novedad: los productores de gas de Vaca Muerta -a los que les restringieron beneficios de una resolución anterior que los premiaba- podrán reemplazar importaciones con producción local a un precio especial, durante los cuatro meses de frio.

La idea suena como una compensación para las empresas que querían producir gas en Vaca Muerta con estímulo (el que otorgaba la resolución 46, firmada en 2017) o las que tienen mayor producción de la que el Poder Ejecutivo está dispuesto a reconocer.

El secretario de Gobierno de Energía, Gustavo Lopetegui, en enero, cuando anunció que se cambiaban los subsidios al gas de Vaca Muerta.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Entre el 15 de mayo y el 15 de agosto del período 2020-2023, las productoras de gas de la cuenca neuquina podrán venderle a Ieasa (la ex Enarsa), a un precio casi similar al que sale el GNL (gas líquido) que se importa en barcos. Este año se comprará GNL para cubrir una demanda de 18 millones metros cúbicos diarios.

De esa forma, Tecpetrol -de Techint-, por ejemplo, podría enviar los excedentes que tiene en Vaca Muerta (ya que el Gobierno le pagará el estímulo existente para la mitad de su producción) a ese nuevo mecanismo, que se llamará reemplazo de importaciones de gas (rig). El nombre “rig” es destacado en la industria petrolera, porque equivale a un equipo perforador de pozos.

Mirá también

También las empresas que pidieron la resolución 46 -y no se las concedieron- para Vaca Muerta podrán aplicar para esta salida. El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, se la expondrá a inversores la semana que viene, en una gira que hará en Houston (Estados Unidos), una suerte de capital energética del sector petrolero.

Eso sí, para estar en este programa, habrá que renunciar a cualquier litigio contra el Estado -Tecpetrol presentó un recurso frente a la modificación en la interpretación de la resolución 46- y no se podrá cobrar el estímulo de la resolución anterior si se pretende (con el mismo gas) reemplazar GNL.

El Gobierno estima que el nuevo gasoducto será adjudicado hacia agosto y que a mediados del año que viene ya estaría funcionano en parte. Para esa época, ya espera contar con las propuestas de las empresas interesadas en reemplazar importaciones de GNL, que hoy está a US$ 8, por gas de la cuenca neuquina. Ese producto se pagará con un descuento (2,5% el primer año, 10% el cuarto) con respecto al precio promedio internacional del GNL.

Mirá también

Iesa (la ex Enarsa) es la importadora de gas líquido. En lugar de eso, comprará el gas “rig”, según el plan oficial. Luego, se lo venderá a la mayorista eléctrica Cammesa, que lo usa para las centrales térmicas (generan electricidad con turbinas a gas).

Como el nuevo beneficio será solo por cuatro meses, la Secretaría de Energía quiere convencer a las empresas locales de que abastezcan al mercado chileno durante los otros ocho meses del año. “Eso solo puede ser posible con contratos ininterrumpibles”, aclaran desde el Poder Ejecutivo. Para las compañías, invertir en pozos para cuatro meses es inviable, ya que se requieren horizontes más largos.

La construcción del primer tramo del gasoducto (Vaca Muerta-Bahia Blanca) demandará US$ 800 millones. La ANSES -a través del fondo de sustentabilidad- podría financiar más de la mitad, según el Gobierno.

El segundo tramo del gasoducto llevará el importe final a US$ 2.000 millones. En esa parte, llegaría a Buenos Aires.

Mirá también

Aún si el gasoducto no pudiera materializarse, la secretaría de Energía cree que los dos transportistas actuales (TGS y TGN) podrían realizar ampliaciones, que demandarían permisos del Poder Ejecutivo, Por ejemplo, si Tecpetrol estuviera interesado en despachar su gas de Vaca Muerta como reemplazo de importaciones, podría acelerar alguna ampliación en TGN, de la que es accionista.

Aunque el plan se lanza ahora y se presentará estas semanas, recién tendrá efectos plenos en cuando termine el invierno de 2020 y estaría perfeccionado hacia 2021.

La resolución 46 permite a los productores de gas cobrar todo el año un “premio” por el gas que sacan de Vaca Muerta, en relación al precio de mercado. Este mecanismo presentado ahora solo les permitiría un precio “especial” durante los cuatro meses de frío.