Ayudar a jóvenes que  buscan la inclusión socialSociedad 

Ayudar a jóvenes que buscan la inclusión social

Asociación Conciencia relanza el Proyecto Mentoreo, convocando a la comunidad a sumarse como mentores voluntarios para acompañar durante 10 meses a jóvenes de entre 15 y 25 años en su objetivo de dar un paso más hacia la inclusión social. Se trata de una actividad de voluntariado que puede transformar la vida de muchos jóvenes. La inscripción para ser mentor voluntario es hasta el 31 de marzo y para hacerlo deberán escribir a [email protected] o llamar a 11-3188-8034.

El Proyecto Mentoreo acompaña a los jóvenes que no estudian ni trabajan a armar su proyecto de vida y así mejorar su actual condición de vulnerabilidad social. La iniciativa se está implementando en Pilar y Quilmes, Gran Buenos Aires.

Proyecto Mentoreo.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Por segundo año consecutivo llevaremos a cabo este programa de inclusión social personalizado. El año pasado los resultados fueron sumamente alentadores. Logramos que más de 50 jóvenes retomen la escuela y más de 40 inicien un curso de formación profesional. Esta experiencia nos demuestra que es fundamental trabajar individualmente en las necesidades y problemáticas específicas de cada joven. El acompañamiento de un voluntario, junto el respaldo de organizaciones expertas, es clave para que estos jóvenes de barrios vulnerables salgan adelante. Cientos de chicos de nuestra Argentina de hoy sueñan con trabajar y estudiar, y con un mentor que acompaña, sostiene y empodera, pueden transformar sus vidas y sentirse motivados para alcanzar sus metas tan ansiadas.”, explica Angela Tanaka, referente de Proyecto Mentoreo por Asociación Conciencia.

Muchos mentores ya se sumaron, y aseguran que el vínculo con un joven, no sólo le cambió la vida al mentoreado sino también a ellos. Los testimonios son innumerables, pero para citar algunos, vale la pena mencionar el caso de Jessica Gracete, mentoreada de 15 años quien asegura que en Debbie, su mentora, encontró a su “mejor amiga y consejera”. Deborah Farell, por su parte, reveló que el haber sido mentora le permitió sumar “muchos amigos en el programa y lo recomendaría a todos. Es una experiencia de vida enriquecedora y resulta gratificante poder acompañar a alguien”.

Proyecto Mentoreo.

Y los testimonios continúan: “Conocí a mi mentora y empecé a lograr mis metas. Una de las más importantes fue empezar la escuela. Me gustó tanto el programa que se lo recomendé a mi hermano que también quería empezar la escuela. Mi mentora Jimena me ayudó a poder insertarme en la vida escolar. Gracias al programa estoy bien, muy contento. Me ayudó a lograr varias cosas que estando solo no iba a poder. Terminar el secundario me va a permitir pensar en mis proyectos, como por ejemplo formar una familia, tener un trabajo estable, ser una persona de bien”, afirma Elio Ramírez, 16 años, mentoreado.

“Este programa para mí fue un antes y un después. Conocer a Elio fue muy lindo y hermoso. Somos distintos, pero en muchas cosas somos parecidos. Elio es una persona muy fuerte, con valores, es perseverante y lo admiro. A mí personalmente me hizo darme cuenta de la importancia de la fortaleza. Y de que muchas veces uno se ahoga en un vaso de agua y que hay otras personas a quienes les pasan cosas más fuertes y pueden seguir adelante” agrega María Jimena Poulatsrou, mentora.