Salario mínimo: lejos de la canasta familiarEconomía 

Salario mínimo: lejos de la canasta familiar

El salario mínimo, vital y móvil, de $ 12.500 para los mensualizados y de $ 62,50 la hora para los jornalizados, no alcanza a cubrir el costo de la canasta familiar de pobreza del INDEC. Y tampoco incide sobre los jubilados y pensionados con haberes mínimos.

No lo cubre si trabaja uno de los dos cónyuges de un matrimonio con dos o más hijos. Tampoco si ambos cónyuges trabajan porque sumarían $ 25.000 brutos. Menos los descuentos de jubilación y obra social (17%), más el salario familiar, por ejemplo, por dos hijos, tendrían a fin de marzo unos $ 25.000 de bolsillo. Para los jornalizados, el ingreso de bolsillo sería incluso más bajo. En marzo la canasta de pobreza para un matrimonio con dos hijos costaría más de $ 28.000.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La ley de Contrato de Trabajo dice que ese salario debe ser:

+ Mínimo: porque es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia por su jornada laboral.

+Vital: porque debe asegurarle alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y cobertura previsional.

+ Móvil: porque debe ajustarse periódicamente de acuerdo al costo de vida.

¿$ 12.500 por mes o $ 62,50 la hora cumplen con todos esos requisitos?

Tampoco lo cumplió en el pasado. Pero desde el 1° de enero de 2018 se fijó en $ 9.500 con lo que este mes acumulará un incremento del 31,5 por ciento. Son unos veinte puntos por debajo de la inflación.

Se estima que el salario mínimo incide sobre unos 400.000 trabajadores “fuera de convenio” e indirectamente sobre un amplio número de trabajadores no registrados o informales que toman por referencia ese mínimo. En consecuencia un amplio sector de gente con trabajo estaría por debajo de la línea de pobreza. O sea, pobre con trabajo.

Además, la jubilación mínima – de $ 10.410 en marzo- será superior al 82% del salario mínimo. Por esa razón en esta oportunidad, la suba del salario mínimo no mejora – ni siquiera en forma transitoria- los ingresos de los jubilados y pensionados con haberes mínimos que se jubilaron sin moratoria.