Por un nuevo paro docente, las clases no arrancan en el país hasta el 11 de marzoSociedad 

Por un nuevo paro docente, las clases no arrancan en el país hasta el 11 de marzo

Una vez más, y como viene sucediendo año tras año, las clases no empezarán con normalidad en las escuelas públicas argentinas. Como ya había sido anunciado desde hace semanas, el gremio Ctera finalmente convocó este jueves a un paro docente nacional de 48 horas para los días 6 y 7 de marzo, que se suman a la adhesión al “paro por el Día de la Mujer”, con lo cual las aulas no tendrán clases en forma habitual hasta el lunes 11 de marzo. El 6 de marzo también harán una marcha a Plaza de Mayo.

La medida afecta a más de 5 millones de alumnos de escuelas estatales primarias y jardín de infantes. Ctera se quedó sólo en esta medida, los otros gremios nacionales, que este jueves se reunieron con el ministro de educación Alejandro Finocchiaro, confirmaron a Clarín que no harán paro.

La medida de fuerza de Ctera afectará a más de cinco millones de chicos.

El principal reclamo de Ctera pasa por la convocatoria a la paritaria docente nacional, una instancia de negociación que el oficialismo disolvió en 2017 y que ahora reemplazó por una “mesa de convenio marco”, en la que participan los otros tres sindicatos nacionales (UDA, AMET Y CEA), y a la que Ctera no concurre. Precisamente, en esa mesa de negociación, el gobierno nacional Este jueves anunció que adelantarán la cuota correspondiente a junio para llevar el salario mínimo inicial docente a 15.000 pesos en todo el país a partir de marzo.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Rechazamos la actitud del ministro Finocchiaro de convocar a una reunión que desconoce la paritaria y de anunciar un aumento, cuando lo único que hizo fue adelantar la recomposición salarial que estaba prevista para los próximos meses. Además, este anuncio está muy por debajo de la canasta familiar. Necesitamos discutir salario pero también inversión educativa, formación docente, programas socioeducativos y el financiamiento para Educación”, dijo la titular Ctera, Sonia Alesso.

Desde el Gobierno nacional, afirman que el paro es “una medida extrema con clara connotación política”. “El paro es muy prematuro. Todavía hay margen para negociar, inclusive se puede seguir negociando durante Carnaval. Además, hay 6 provincias en donde ya se llegó a un acuerdo. Con respecto al reclamo de la paritaria nacional, hemos mostrado hoy que la mesa de convenio marco sirve para resolver cuestiones inclusive salariales, a pesar de que allí no debería discutirse salarios. Los otros sindicatos nacionales encontraron una respuesta”, dijo a Clarín Manuel Vidal, jefe de Gabinete del Ministerio de Educación nacional.

Mirá también

Sergio Romero, titular del gremio UDA, le dijo a este diario que “no hay motivos para un paro nacional ahora. Estamos negociando y conseguimos el adelantamiento de la cuota del salario mínimo, que fue un pedido de nuestro gremio”.

Mientras tanto siguen avanzando las negociaciones en cada distrito. Este jueves fue el turno de la Ciudad de Buenos Aires, en donde 14 de los 16 gremios llegaron a un acuerdo con el gobierno, que ofreció 9% de suba en marzo, 7% en julio y 7% en septiembre, lo que da 23% más dos cláusulas de revisión, en mayo y diciembre. Y para el 2018, 4% retroactivo a febrero más un bono de $3500 por cargo.

Los dos gremios que no firmaron son UTE y Ademys, que convocaron a una huelga de miércoles al viernes de la semana que viene.

Desde la provincia de Buenos Aires, en tanto, informaron que, más allá del paro convocado por Ctera, ese gobierno “garantiza para el próximo miércoles y días siguientes, la apertura de las 9.838 escuelas públicas de niveles obligatorios donde comenzarán las clases 2.148.000 chicos, así como el servicio alimentario para los jardines de infantes y escuelas primarias, y el transporte escolar”.

El gremio de docentes privados Sadop también adhirió al paro de la semana que viene, aunque en esos colegios suele ser muy baja la adhesión a las medidas de fuerza.