Tucumán, una provincia sin protocolo para la interrupción legal del embarazoSociedad 

Tucumán, una provincia sin protocolo para la interrupción legal del embarazo

El Código Penal argentino avaló el aborto no punible por causales en 1921. Hace 98 años. En 2012, el fallo F.A.L. de la Corte Suprema de la Nación ratificó que la Interrupción Legal del Embarazo está avalada si ese embarazo es producto de una violación. Tras ese fallo, se estableció un protocolo nacional para instrumentar la Interrupción Legal del Embarazo. Algunas provincias adhirieron de manera total a esa regulación. Otras establecieron algunos cambios, en general restrictivos, y crearon su propia regulación. Tucumán no hizo nada de eso: la provincia no cuenta con un protocolo para garantizar un derecho avalado desde hace casi un siglo.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En esa provincia, según estadísticas presentadas en 2015 por el Poder Ejecutivo Nacional, uno de cada cinco nacimientos fueron de madres menores de 20 años: la media nacional era del 15,5 por ciento. Esas mismas estadísticas demostraban que, en Tucumán, siete de cada diez embarazos no eran intencionales. Es en ese contexto que la provincia aún hoy mantiene la postura de no adherirse a la Ley de Educación Sexual Integral, sancionada en 2006.

Juan Manzur, gobernador de la Provincia, encabezó una marcha en contra de la legalización del aborto el 5 de agosto de 2018. Fue en las calles de San Miguel de Tucumán, tres días antes de que el Senado votara en contra del proyecto que ya había obtenido media sanción en la Cámara Baja, y doce días después de que el entonces ministro de Salud de la Nación asegurara ante un plenario de senadores que en la Argentina se estiman unos 354.000 abortos clandestinos por año. El 2 de agosto, la Legislatura provincial había declarado a Tucumán como “provincia pro vida”.

Mirá también

Durante el debate legislativo en el Congreso, tres diputados tucumanos votaron a favor del aborto legal y otros seis se opusieron al proyecto. La misma proporción se produjo en la Cámara Alta: hubo una senadora a favor de la legalización y dos senadores en contra. Antes de que votaran los Diputados, el arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez, nombró uno por uno a los legisladores nacionales en su sermón para advertirles que su voto debía ser en contra de la legalización del aborto.

Ese mismo funcionario de la Iglesia Católica grabó un audio que se difundió por WhatsApp en el que insta “a custodiar toda vida humana porque cada vida vale”. En el audio, difunde la identidad de la nena de 11 años cuyo embarazo fue producto de la violación de la pareja de su abuela. La nena solicitó acceder a la Interrupción Legal del Embarazo hace unas cuatro semanas, pero el sistema sanitario provincial dilató el procedimiento.

Manzur se presentará en las elecciones provinciales del 9 de junio: quiere ser reelecto como gobernador, aunque para eso deberá vencer a, entre otros, José Alperovich, su antecesor. El actual gobernador de Tucumán fue ministro de Salud durante la gestión de Cristina Fernández, y aunque durante los inicios de la administración nacional de Mauricio Macri tomó distancia de la ex Presidenta, en el último tiempo hizo hincapié en que es necesaria la unificación del peronismo: en su provincia, en las encuestas presidenciales, Cristina mide mejor que Macri.

PS