La Corte Suprema dejó sin efecto el sobreseimiento a policías que armaban causasSociedad 

La Corte Suprema dejó sin efecto el sobreseimiento a policías que armaban causas

La Corte Suprema de Justicia dejó sin efecto el sobreseimiento que la Cámara de Casación dictó a favor de cinco policías que armaban causas y culpaban a inocentes.

El pasado 19 de febrero, el máximo tribunal hizo lugar al recurso extraordinario interpuesto por el fiscal general y dejó sin efecto la resolución de la Cámara de Casación que, por mayoría, confirmó el sobreseimiento de los involucrados en la causa.

La resolución que dejó en libertad a los cinco policías de Seguridad Ferroviaria se alcanzó después de que las juezas Liliana Catucci y Ana María Figueroa establecieran que la acción penal estaba prescripta por cuanto no existieron “secuelas de juicio” que interrumpieran el curso de la prescripción penal. En ese momento, sólo el juez Gustavo Hornos votó en minoría y consideró que el curso de la prescripción se encontraba interrumpida por los actos procesales cumplidos, el mismo argumento que utilizó la Corte en esta oportunidad.

Según se logró establecer, Policías de la Federal armaron casi un centenar operativos idénticos entre fines de los 90 y principios de los 2000. Una comisión especial de fiscales creada por la Procuración para investigar operativos fraguados y comandada por Daniel Rafecas llegó a contabilizar 75 procedimientos armados que perjudicaron a 123 personas, en los que estuvieron involucrados policías de 14 divisiones y 12 comisiones porteñas diferentes.

El modus operandi siempre era el mismo, efectivos policiales escogían a un individuo, en general indigentes, discapacitado o en situación de pobreza y, a cambio de dinero, le ofrecían una changa. Cuando la persona se encontraba cumpliendo con el encargo el dejaban un bolso y se iban. Minutos más tarde aparecían patrulleros y, al revisar el bolso, encontraban armas y drogas.

El plan finalizaba cuando llegaban los medios de comunicación y se informaba sobre el “exitoso procedimiento” que había permitido la detención de un delincuente.

Veinte años después, la Justicia ordenó que se lleve adelante un nuevo juicio en contra de los policías involucrados. Esta será la tercera vez que los acusados se enfrenten al tribunal de justicia por las mismas causas.