El dramático raíd por Renata, la beba que nació en medio de la autopista Buenos Aires-RosarioSociedad 

El dramático raíd por Renata, la beba que nació en medio de la autopista Buenos Aires-Rosario

Edith intentó respirar con ritmo y aguantar para llegar al hospital. Juan, su marido, pisó el acelerador en medio de la autopista y durante algunos minutos zigzagueó a autos y camiones. “Ya viene, hay que frenar le dijo ella”. Él se tiró a la banquina, puso las balizas y llamó al 911. “Necesitamos ayuda, mi mujer está a punto de parir y estamos en el medio de la autopista”, pidió a los gritos. La ayuda llegó de inmediato. Dos policías se metieron en el auto y ayudaron al nacimiento de Renata.

La secuencia, tan dramática como emotiva, ocurrió este lunes al mediodía en la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura de la localidad de Arroyo Seco. Una mujer parió a su beba al costado del camino. Había salido junto a su marido de Villa Constitución, en donde viven, hacia Rosario, el lugar elegido para tener a Renata, su segundo hijo. Pero los 50 kilómetros se hicieron interminables.

Gestos de alegría luego del final feliz. Foto: Juan José García

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Edith rompió bolsa a mitad de camino. Le pidió a Juan que parara y que pidiera ayuda. La central telefónica de la Policía avisó a la Comisaría de Arroyo Seco. El comisario Superior Walter López y el oficial Pablo Vergara se subieron a un patrullero y llegaron a toda velocidad al kilómetro de la autopista donde estaba estacionado el auto de la pareja.

Los uniformados tranquilizaron a la mujer y la ayudaron a parir. Renata nació en plena autopista con el ruido ensordecedor del tránsito. Pesó 3,170 kg. Minutos después, los policías se subieron al patrullero y escoltaron a la pareja a un hospital de Arroyo Seco. Tanto la beba como la mamá llegaron en buen estado de salud. Más tarde, una ambulancia las trasladó al Sanatorio de la Mujer de Rosario, donde la esperaban para el parto.

Renata Antonella, recién nacida. Foto: Juan José García

Los padres se retiraron esta tarde con Renata tras recibir el alta médica. López y Vergara se acercaron al sanatorio para saludarlos. Clarín presenció en breve encuentro en el que abundaron las risas y los agradecimientos. “Jamás pensé tenerla en el camino. Fue un momento de mucha desesperación y muchos nervios. Cuando rompí bolsa me di cuenta de que no íbamos a llegar. Me encontré en el medio de la ruta sin ningún médico. Por suerte el final fue súper feliz”, contó la mamá.

El papá, con los policías a su lado, resaltó la “calidez y la sabiduría” de los parteros improvisados. “Nos ayudaron y nos contuvieron en un momento muy delicado. Vamos a estar agradecidos de por vida”, dijo aún emocionado. Y agregó entre risas: “Ahora tenemos una anécdota para contar de por vida”.

Mirá también

Los policías tampoco ocultaron la alegría para haber ayudado a una mamá a traer “una criatura al mundo”. “Recibimos el llamado y llegamos muy rápido. Nuestra tarea fue la de asistir a la mamá. Que todo haya salido bien nos deja felices y tranquilos”, aseguró el comisario López.

El papá contó una infidencia sobre el segundo nombre de Renata. “Con todo lo que pasó pensamos en ponerle Renata Autopista pero le pusimos Renata Antonela, porque si no cuando crezca nos va a matar”, admitió con una carcajada.

PS