Denuncian demoras para autorizar el aborto de una menor violada en TucumánSociedad 

Denuncian demoras para autorizar el aborto de una menor violada en Tucumán

Organizaciones de mujeres denuncian que la Justicia demora y obstaculiza el cumplimiento del protocolo legal de interrupción del embarazo contra la niña de 11 años que fue violada en Tucumán. La menor cursa la semana 23 de gestación y manifestó su intención de no ser madre. 

Distintas organizaciones del colectivo feminista se manifestaron en Buenos Aires, frente a la Casa de la provincia de Tucumán, exigiendo que la Justicia permita la realización del aborto a la menor, producto de una violación por parte de la pareja de su abuela, un hombre de 65 años que fue detenido.

En ese marco denunciaron que la Justicia no debe intervenir en este tipo de situaciones y remarcaron que la interrupción del embarazo está contemplada en la ley para los casos de violación, resolución que fue convalidada por la propia Corte Suprema de Justicia

En principio, el retraso en la intervención se debe a que no se pudo determinar qué familiar acompañaría ese proceso. Según informa TN, la abuela de la menor “tenía la custodia legal, pero la habría perdido al convivir con el violador de su nieta”. A su vez la madre, que también reclama el aborto junto a su hija, “tampoco la tenía por disposición judicial por convivir con el abusador de sus otras hijas”.

Frente a esa situación, distintos abogados y especialistas señalaron que, si bien la madre no tiene la custodia, sigue teniendo la patria potestad, con lo cual, estaría en condiciones de acompañar el reclamo y exigir la interrupción del embarazo junto a su hija.

En su declaración por método Cámara Gesell, la menor manifestó su voluntad de no seguir adelante con el embarazo: “Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”. Actualmente la menor se encuentra internada en el Hospital Eva Perón, en San Miguel de Tucumán.

Por su parte, desde la asociación de Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (ANDHES) denunciaron presiones contra la menor para que lleve adelante su embarazo, en contra de su voluntad.

“Preocupa enormemente a estas organizaciones la situación a la que fue expuesta la niña y las presiones actuales que está recibiendo respecto a continuar con el embarazo producto de una violación, en contra de sus deseos y manifestaciones, como así también el riesgo que corre la vida de la niña al permitir el avance del embarazo en curso”, manifestaron en un escrito.