Cuadernos: Manzanares vinculó al recaudador del Frente para la Victoria con los negocios de los KirchnerPolítica 

Cuadernos: Manzanares vinculó al recaudador del Frente para la Victoria con los negocios de los Kirchner

Más de 60 páginas componen la confesión de Víctor Manzanares el ex contador de Cristina Kirchner que espera ser aceptado como imputado colaborador en la causa de los cuadernos de las coimas. Entre la información brindada ante el fiscal Carlos Stornelli, se refirió a Raúl Copetti el ex recaudador del Frente para la Victoria a quien mostró como un “hombre de total confianza” de Néstor Kirchner y responsable de la documentación que se utilizaba para confeccionar las declaraciones juradas de los ex presidentes.

Raúl Copetti está procesado por el juez Claudio Bonadio al encontrarlo responsable de aplicar dinero ilícito a campañas políticas, el “flujo ilegal de dinero que era obtenido por los funcionarios del ex-Ministerio de Planificación Federal a raíz de la operatoria descripta, era utilizado para el financiamiento de las campañas electorales de la agrupación Frente para la Victoria”, indicó.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El dirigente kirchnerista, ex recaudador de campañas del FpV que en su historial cuenta con denuncias por enriquecimiento ilícito y sospechas de lavado de activos, suma problemas ante la Justicia. El ex contador de Cristina Kirchner lo señaló como un hombre clave en el movimiento de fondos. Víctor Manzanares lo describió como alguien de extrema confianza del ex Presidente.

El contador que se ocupó de las empresas de la familia Kirchner -investigadas por lavado de dinero-, atribuyó a Raúl Copetti que fue excarcelado por la Cámara Federal porteña, un rol clave.

Néstor Kirchner concentró los alquileres de sus inmuebles en empresas, según Manzanares, entonces dijo que sus alquileres eran administrados por Raúl Copetti. Señaló que el ex recaudador del FpV era el nexo con el ex Presidente, según pudo reconstruir Clarín.

En ese contexto, el contador dijo que Copetti era quien le entregaba la información para confeccionar las declaraciones juradas patrimoniales anuales de Néstor Kirchner. Todo siempre vinculado a la locación de inmuebles que según Manzanares inició en 2003 y 2004.

La documentación aportada eran los contratos de alquiler de todas propiedades ubicadas en Río Gallegos (Avenida Kirchner 490, Orkeke 416, 25 de mayo al 260 aproximadamente, cuatro departamentos de Alvear y Tucumán, cuatro departamentos de Mariano Moreno 882), entre otros.

Una vez más aparece en su confesión el nombre de Osvaldo Sanfelice ya que esos contratos fueron celebrados hasta 2011 a nombre de Sanfelice. Es ese año le piden Manzanares realice una renovación. Cuando el inquilino era Austral Construcciones pagaba una vez al año con doce cheques que, una vez al año, se entregaban a Máximo Kirchner, indicó el ex contador de Cristina Kirchner.

Hubo más. En la declaración de Manzanares se indicó que Copetti también era una persona que mantenía reuniones con Carlos Zannini y el ex dos de la SIDE Paco Larcher. Es que el ex recaudador movía no sólo dinero que Daniel Muñoz trasladaba al Sur, sino que además tenía un cargo en el Banco Santa Cruz: fue representante de la provincia de Santa Cruz en el directorio, que en un 51% de las acciones pertenece a la familia Eskenazi.

En 2013, en medio de las denuncias por el patrimonio millonario de varios dirigentes kirchneristas radicados en el Sur, Copetti modificó los directorios de sus empresas quedando él como presidente y titular de las mismas. En varias de ellas figuraba su hijo mayor, Pablo Copetti, quien corre habitualmente en el Rally Dakar con un cuatriciclo.