Pacho O’Donnell hace “fierros” y confiesa que “la sexualidad se te va para arriba”Sociedad 

Pacho O’Donnell hace “fierros” y confiesa que “la sexualidad se te va para arriba”

Escritor, médico psiquiatra, historiador y político; en definitiva, un intelectual. Así suele ser nombrado en los medios Mario Ernesto O’Donnell, más conocido como Pacho, famoso por sus libros y sus análisis políticos. Sin embargo, en los últimos meses comenzó a mostrar un costado diferente, un perfil más ligado a su vida íntima y su salud. 

En realidad, el pensador -de 77 años- empezó a captar a un nuevo público de seguidores desde fines de 2018, cuando abrió su cuenta de Instagram. 

Pacho se muestra activo en la red social, a tal punto que ya sumó 17 mil seguidores. Graba videos culturales, cuenta historias de la vida cotidiana y recita textos de Eduardo Galeano y Mario Benedetti, entre otros. También contó que es fanático de la pesca y que prepara cursos de Historia argentina para dictar a partir de marzo.

Con el bíceps firme, así se muestra Pacho en su cuenta de Instagram.

En la plataforma se lo puede ver con ropa casual, desde su casa y en primer plano; videos caseros que bien podrían pertenecer a un “influencer” adolescente. Pero no es el caso. 

Pacho y la selfie de frente para mostrar su cuerpo trabajado.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Tal vez por eso tuvo tanta repercusión uno de sus últimos posteos, en el que se mostró con el torso desnudo y exhibió sus músculos trabajados en el gimnasio. ”77 años, no se puede pelear contra la muerte, pero sí contra el deterioro”, publicó O’Donnell. Y agregó: “Un rato de fierros todos los días”.

Lo que quiso dejar como mensaje el ex secretario de Cultura de Carlos Menem y actualmente cercano a Juan Manuel Urtubey es que la edad no debe ser impedimento para ejercitar el cuerpo. “Mi experiencia me demostró que no tiene nada que ver el deterioro con los años. Es decir, los músculos siguen vivos. Es uno el que abandona el cuerpo”, dijo el domingo en el programa Debo Decir (América).

Una de las fotos de la espalda trabajada que mostró en su Instagram.

Según relató, O’Donnell comenzó a hacer gimnasia cuando le diagnosticaron una insuficiencia cardíaca en 2004. Empezó de a poco, hasta que lo convirtió en parte de su rutina. “Inmediatamente se te arregla el colesterol, la presión arterial, la glucemia, la sexualidad se te va para arriba… Empezás a hacerte amigo del espejo”, indicó, orgulloso.

Eso sí, Pacho no suele ir al gimnasio del barrio, pues tiene los aparatos en su propia casa. Así, limita su rutina de ejercicios a los ratos libres. “Cuando termino de escribir algo y quiero descansar, en vez de fumarme un pucho me pongo a hacer ejercicio. Es un momento de reflexión. Entonces veo televisión y mientras tanto hago ejercicio. Y los músculos aparecen solos”.

Su mensaje tuvo tal aceptación en las redes sociales, que cientos de usuarios lo tomaron como un “ejemplo” y destacaron su físico y su voluntad. 

GK