El PJ hará un sondeo para buscar al rival de María Eugenia Vidal, pero al final definirá Cristina KirchnerPolítica 

El PJ hará un sondeo para buscar al rival de María Eugenia Vidal, pero al final definirá Cristina Kirchner

Cristina Kirchner no quiere primarias. No quiso para la presidencial 2015 ni, con ella en trinchera, en 2017 contra Florencio Randazzo. Cuando las habilitó entre Aníbal Fernández y Julián Domínguez, fue un duelo tóxico y perdidoso.

Mirá también

Los alcaldes del PJ bonaerense, casi en pleno, tampoco quieren PASO. Rehúsan, como los de Cambiemos, las internas en los distritos que controlan pero, además, temen a una tirria para definir al rival de María Eugenia Vidal.

Fernando Gray y Ariel Sujarchuk, este lunes en Escobar.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La solución está en proceso e incluye dos estadíos: una serie de encuestas “grandes” para medir las chances de cada candidato y, luego, la intervención directa de Cristina para ordenar los casilleros del ajedrez peronista.

“Todos responden a Cristina, ella no quiere internas así que la última palabra será de ella”, sintetiza a Clarín un jefe del PJ bonaerense. La ex presidenta, con los números en la mano, debería ser la encargada de subir o bajar candidatos.

Los sondeos, según el bosquejo, se realizarán en marzo para que a fines de mes esté definido el ránking de los postulantes más competitivos y, en paralelo, los que tienen voluntad de subirse a la cruzada contra Vidal.

Dos ítems: que Martín Insaurralde defina si quiere pelear la gobernación y que La Matanza deje de jugar al él o ella, entre Verónica Magario y Fernando Espinoza, versión matancera del pingüino/pingüina que Néstor Kirchner agitó en 2007.

De rebote, las encuestas se usarán para mandar a boxes a los que no miden. Un alcalde del conurbano cita, como ejemplos, a Santiago Cuneo y Sergio Berni, que se anotaron para la gobernación pero no figuran en las encuestas.

Mirá también

De antemano, en el PJ ven un escenario con tres actores. Los alcaldes miden en sus distritos y aparecen Insaurralde, Magario y Axel Kicillof. Algunos, no todos, incluyen a Espinoza. En general, el ex ministro K tiene los mejores números.

Es quien transfiere, con más fidelidad, el voto a Cristina pero, a la vez, también tiene el “techo” que le pone la ex presidente. Aportan, desde el peronismo territorial, una lectura política: “Si Cristina es candidata, no puede poner a Axel en provincia”.

Late, en ese dictamen, una cuota de deseo.

El resto es puro póker: apuestas, redobles y mentiras. Desde el conurbano sur se agitó, con algún guiño del massismo, la fórmula Insaurralde-Malena Massa. Como travesura, intendentes que estuvieron en San Juan invitados por Sergio Uñac, juguetearon con un binomio Magario-Julio Zamora, el intendente de Tigre.

La hipótesis de confluencia con el Frente Renovador parece, al menos entre los alcaldes del PJ, muy limitada. “Cristina no habla con Massa”, apunta un jefe territorial que la visita en el Instituto Patria y minimiza el protagonismo de Roberto Lavagna.

“Ninguno hace pie en la provincia”, argumenta.

Mirá también

Este lunes, el consejo partidario se reunió en Escobar, distrito donde manda Ariel Sujarchuk. La convocatoria de Fernando Gray -sorpresiva porque el jueves se hizo el congreso del partido en La Matanza- fue para que coincida con el cumpleaños de Néstor Kirchner.

Ahí se revolvió que Gray, presidente del PJ, avanzará en el armado del frente electoral en provincia al que esperan sumar a unos diez partidos de centro izquierda. Habrá, además, apoyo al 8-M del Día de la Mujer y movilización el 24 de marzo.

CG