Se juega, la pregunta es dónde: las febriles negociaciones por la sede de la Superfinal de la LibertadoresDeportes 

Se juega, la pregunta es dónde: las febriles negociaciones por la sede de la Superfinal de la Libertadores

La vuelta de la final de la Copa Libertadores entre Boca y River ya se convirtió en una tira de televisión que cada día da un nuevo capítulo. Después de la presión que ejerció la Casa Rosada para desligar la responsabilidad en la Ciudad, y ante las posibles críticas internacionales por no poder garantizar la realización del encuentro, el presidente Mauricio Macri comenzó a enviar a diferentes emisarios para intentar cambiar la decisión de la Conmebol de que el partido se juegue en el extranjero.


El antecedente del que se agarra River para jugar la final en el Monumental y con público

Sin embargo, las gestiones no tendrían un buen resultado. Por estas horas todo se encaminaría a dos escenarios posibles. El primero es que el partido se juegue en Doha, capital de Qatar, el sábado 8 de diciembre; River tendría que devolver todas las entradas pero tendría un resarcimiento económico debido a que el Emirato le dará la misma cantidad de dinero, por lo que eso no supondría un costo alguno para el Millonario.

Angelici y D’Onofrio junto al presidente de la Conmebol en la presentación de la final.

A esto se le sumará un incentivo económico, un premio extra que se repartirá en un 70/30 entre el ganador y el perdedor. Desde la Conmebol no se arriesgaron a poner cifras aún pero sostienen que será más que seductor. Es que desde la organización del fútbol sudamericano ya dan por descontado que no habrá chances de que el partido se puede jugar en Argentina.

El segundo escenario es que se juegue, tal y como se especuló ayer, en Paraguay. El estadio sería el Defensores del Chaco, en donde suele jugar la Selección paraguaya, pero no habría público.

Desde la Casa Rosada, muy por lo bajo, admiten que la situación dejó una pésima imagen de la capacidad operativa del país y que necesitan recuperar la agenda pública de cara a la reunión del G-20. Las declaraciones del presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, desde Mar del Plata (lugar en donde el Millonario disputará la seminal de la Copa Argentina contra Gimnasia y Esgrima de La Plata) apuntaron a buscar la conciliación como una forma de conseguir que se respete la localía.

La ministra de Seguridad junto al Presidente.

“El Presidente hubiera querido que el domingo se jugara el partido. Y es lógico, porque sabe lo que significa esta imagen que dimos para la Argentina. Y fue un error del operativo, querer echarle la culpa a River es un invento”, dijo el mandamás de River al llegar a la ciudad balneraria quien le pidió a Macri que haga las gestiones para mandar un mensaje de unidad.

Los presidentes de Boca y River con posturas encontradas sobre el partido.

A la par le dedicó duras críticas al presidente de Boca, Daniel Angelici, a quien instó a dejar de dar vueltas con decisiones administrativas para que le den por ganado el partido al club de la Rivera y que se defina la fecha y lugar de una buena vez. “Demostrémosle al mundo que unos pocos no nos pueden vencer. Que la gente de Seguridad puede dar garantías. Demostrémosle al mundo que podemos. Lo pido encarecidamente: Angelici, vení a jugar, vení a jugar. No somos tan buenos, jueguen, nos pueden ganar. Si el presidente de Boca me está escuchando. Vení a jugar, respetá tu palabra. Basta de presentar carillas, no inventes más nada. Hay que tener valores”, afirmó.

Boca podría perder jugadores para la final y los hinchas de River se burlan en las redes sociales

Desde Boca todavía no hicieron declaraciones al respecto luego de que ayer expresaran formalmente su voluntad de que el partido se le de por perdido a River como consecuencia de los incidentes.

  • Superclásico
  • Boca
  • River
  • Daniel Angelici
  • Rodolfo D’Onofrio
  • Mauricio Macri