Un lazo de amor: lidera un grupo de jóvenes que acompaña a los niños que más sufrenSociedad 

Un lazo de amor: lidera un grupo de jóvenes que acompaña a los niños que más sufren

Los chicos que están enfermos dejan de tener una vida normal. En vez de estar en la escuela o jugando con los amigos, de repente se encuentran horas en un hospital. Felicitas entró por primera vez allí cuando tenía 18 años y acompañaba a una monja que visitaba el Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez. Ella fue quién le enseñó algo que parece simple pero es muy valioso: cómo mirar o abrazar a una madre y cómo acompañar a un niño que transitaba una enfermedad.

Después de esa experiencia, recibió un llamado del Padre Adrián Santarelli. Él tenía un proyecto solidario en mente, pero necesitaba un joven para iniciarlo. Así nace “Cuerdas Azules”, “desde el amor y la conexión más profunda que uno puede tener con otro, que es desde el dolor”, cuenta la Abanderada. Junto a dos amigos más, Felicitas lleva adelante esta misión que le transformó la manera de ver y vivir la vida. “Lo que hacemos es una acción de paz. Nosotros vamos a acompañar a alguien que sufre y en ese acompañamiento ganamos los dos”, asegura.

A través del arte, del juego y la música, la iniciativa busca que un joven acompañe a otro que está viviendo una situación dolorosa ya sea por una enfermedad, un accidente o estar en un hogar de tránsito. El objetivo es “atarse” a los jóvenes y niños que necesitan compañía para transitar esos momentos, ser su cuerda en ese dolor.

“Cuerdas Azules”, un proyecto de amor.

Son más de 200 jóvenes los que conforman el proyecto y dedican 2 horas semanales a acompañar a su “cuerda azul” para que no se sientan solos. “Construimos un vínculo que convierte la tristeza en alegría y que nos ayuda a sanar tanto a ellos como a nosotros”, cuenta Ignacio Benegas de 26 años, quien forma parte del proyecto desde sus inicios.

“El amor es sanador y nos unimos por el que sufre. No hay barreras de religión, ni cultura, ni clases sociales cuando se trata de dos personas que se unen desde lo más profundo. Esto me hizo aprender a mirar las cosas de una manera distinta”, explica Felicitas, quién constantemente intenta conectar a nuevos jóvenes con más niños que lo necesitan.

Una medicina espiritual

Dicen que las casualidades no existen. Felicitas es estudiante de Medicina y gracias a Cuerdas, hoy aprende todo lo que los libros no dicen: “Aprendí a involucrarme con el otro y acompañarlos desde un un lugar mucho más espiritual, eso que la medicina todavía no puede explicar”.

El nombre no es casual.  Cuerdas se inspiró en el cortometraje de Pedro Solís que lleva el mismo nombre. Y la palabra “azul” deviene por el manto de la Virgen María para los católicos, y los Cascos Azules por la Paz para los que creen en otras religiones.

Las cuerdas trascienden cualquier pronóstico y para todos, ese lazo perdura en el tiempo. Hay una frase que le resuena siempre a Felicitas en la cabeza, cuando algún chico se va y nuevos niños los necesitan:“Prefiero perder con vos, que perderte a vos. Prefiero acompañarte hasta el final”.

Premio Abanderados de la Argentina Solidaria

Desde hace 10 años, el Premio Abanderados de la Argentina Solidaria, impulsado por El Trece, Fundación Noble y Luz Libre Contenidos, reconoce y difunde las historias de las personas que dedican su vida a transformar la de los demás.

Con esta nueva edición, ya se destacaron 88 Abanderados de distintas partes del país que son un ejemplo de solidaridad. Las historias de los Abanderados 2019 serán difundidas por la pantalla del Trece y redes sociales, y luego el público podrá votar al Abanderado del Año.

Más información: www.premioabanderados.com.ar TW: @AbanderadosARG FB: /PremioAbanderados IG: @abanderados

Articulos relacionados

Leave a Comment